Blog

InspirArte

Insiste y Ganarás

¡Insiste! Nada en el mundo puede sustituir a la perseverancia. Para volar tan rápido como el pensamiento a cualquier lugar, debes comenzar sabiendo que ya has llegado. Somos libres de ir donde queramos y de ser lo que somos. Rompe las cadenas de tu pensamiento, y romperás también las cadenas de tu cuerpo. Tienes la libertad de ser tú mismo y nada se puede poner en tu camino. No creas lo que tus ojos te dicen. Todo lo que muestran son limitaciones. Mira con tu comprensión, encuentra lo que ya sabes y verás el camino para volar.  Richard Bach

La perseverancia es una de las cualidades de las personas que han logrado éxito. La mayoría de las personas no alcanzan sus sueños porque se rinden antes de llegar a la meta. Muchos dicen que no tienen las habilidades o el talento, otros que no tienen los recursos ni la preparación necesaria para completar lo que iniciaron.

¿Eres de los que se rinden o de los que perseveran?

Perseverar es cuando se tiene la permanencia constante a pesar de circunstancias difíciles y los obstáculos que se pueden presentar en el camino. Es una palabra de origen griego Proskarteresis que significa constancia, persistencia y Proskartereo, atender constantemente, continuar sin desvíos, adherirse firmemente, agarrarse bien.

Creo que la mayoría han escuchado o leído historia de hombres y mujeres que perseveraron sin importar las dificultades que se presentaron. De estos tiempos, tenemos personas como Steve Jobs, fallecido recientemente, que en una oportunidad fue votado de la compañía que el mismo había creado. Sin embargo, nunca se rindió y con determinación pudo volver para dejarnos un gran cambio en esta era tecnológica.

La perseverancia es una cualidad que se aprende a desarrollar, no viene de forma automática, ni se compra ni se vende en una tienda. Se consigue en medio de frustraciones, aún cuando las cosas no salgan como las hemos planeado.

La perseverancia se consigue no en los momentos fáciles sino en los difíciles. Debes estar convencido o convencida de que es el camino correcto. Aunque muchas de mis ideas no le agraden a la mayoría, debo estar dispuesto a asumir riesgos.

La perseverancia se consigue con fe, recuerda lo que dice el autor de los Hebreos “La fe es la confianza de que en verdad sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las cosas que no podemos ver”. (11:1 NTV)

La perseverancia significa encontrar soluciones que te llevaran a la meta.

“No son los golpes ni las caídas las que hacen fracasar al hombre; sino su falta de voluntad para levantarse y seguir adelante.” Anónimo

¿Cuáles son los desafíos que estás enfrentando?

¿Estás insistiendo en tus sueños?

¿Piensas que no puedes lograr la vida que te gustaría?

Ahora que estamos por finalizar el año, todos comenzamos a hacer balances y a reflexionar sobre aquellas cosas que quisimos lograr y no alcanzamos, aquellas cosas que dejamos por la mitad, sin terminar,  y valoramos el tiempo más que nunca. Muchos quisieran recuperar el tiempo perdido, o quisieran invertirlo provechosamente en aquello que mas les apasiona hacer, o quisieran tomar nuevas decisiones. Si queremos lograr una vida extraordinaria no permitamos que la inercia, la rutina, el estancamiento nos atrape. Perseveremos en lo que nos hemos propuesto!!!

No nos pongamos mas excusas, no nos limitemos, no dejemos que las circunstancias nos dominen, no tengamos miedo a equivocarnos, asumamos riesgos, tengamos un propósito claro y definido.

Te animo y te invito a insistir, a perseverar, y a seguir creciendo junt@s.

Suscribite a la página y prepárate para emprender un nuevo vuelo: EducArteFamilia

EducArte

Educar las emociones de los niñ@s

Pero ¿las emociones  se educan y se aprenden?….

Los padres y madres se convierten, con sus actitudes y su emotividad, en verdaderos modelos emocionales.  A la vez, las respuestas de los padres y madres a las reacciones emotivas de sus hijos/as  contribuyen a desarrollar en estos/as unos estilos personales de “emocionarse”.

LOS PADRES Y MADRES COMO MODELOS EMOCIONALES:

Los padres y las madres con sus formas habituales de responder emocionalmente se constituyen en modelos a imitar para sus hijos/as.  Así  unos padres que manifiestan su ira sin control ofrecen un “estupendo” modelo de descontrol para sus hijos. Unos padres temerosos inducen al miedo y unos padres cariñosos proporcionan un buen modelo de expresiones afectivas. El aprendizaje por imitación de las emociones se produce en todo momento, siendo más importante las actitudes y las conductas que presentan los modelos (padres y madres) que su comunicación verbal. Ejemplo: Suele servir de poco tratar de tranquilizar al niño diciéndole que “no tenga miedo” si los padres se muestran absolutamente temerosos.

LA IMPORTANCIA DE LA REACCIONES  DE LOS PADRES ANTES LAS EXPRESIONES SENTIMENTALES DE SUS HIJOS/AS:

Los padres y madres con sus respuestas y sus actitudes favorecen  unas formas particulares de reaccionar  emocionalmente. Así, un niño que, cuando manifiesta temor en su familia, no es comprendido o, incluso, que se le niegue su miedo (“los hombres no tienen miedo”), puede aprender a cambiar “esa emoción auténtica” por otra más aceptada socialmente. O  una niña que aprende a ocultar su rabia contra su hermano porque de hacerlo sería castigada por sus padres.

Los padres y las madres favorecen el desarrollo emocional  sano de sus hijos/as cuando…

  • Animan y comparten la alegría y el afecto.
  •  Entienden  y acogen  la tristeza.
  • Protegen ante el temor real, y ayudan a enfrentar losmiedos.
  • Comprenden y aceptan la rabia, pero ayudan a limitar  o a canalizar su  expresión y su  actuación. 
  • Y, en general,  favorecen el “darse cuenta” de lo que sienten sus hijos/as, y les ayudan a decidir sobre la conveniencia de expresar o  actuar sus emociones.

Para los hijos e hijas todo lo que hacen sus padres en su presencia  ES RELEVANTE!.

La comunicación abierta de los sentimientos en la familia es una clave importante en la educación.

Algunas claves para desarrollar una buena  COMUNICACIÓN EMOCIONAL   con tus hijos/as

  • Dedica un tiempo al día al “cuerpo a cuerpo” (mimos, besos, abrazos,…)

  • Dile que “le quieres” abiertamente.

  • Reconoce  verbalmente sus cualidades y sus éxitos ante los demás.

  • Ayúdale a aclararse emocionalmente: “quieres decir que te sientes….” 

  • Demuéstrale que aceptas lo que siente, no le niegues su sentir. Ayúdale a “aceptar lo que siente” sin sentirse malo o culpable por ello (las personas no somos malas por sentir lo que sentimos, en ocasiones somos malas si expresamos o actuamos lo que sentimos)

  • Anímale a expresar adecuadamente lo que siente en cada momento sin dañar con ello a otros.

  • Habla con propiedad de los sentimientos, llama por su nombre a “lo que sientes” y pide que tu hijo/a  también lo haga así. “Estoy muy enojado” en lugar de “otras expresiones”.


Podemos jugar con nuestros hijos/as con las expresión de las emociones con vídeos como éste:

  • Entiende sus expresiones por duras que parezcan (casi siempre no son del todo ciertas, únicamente está enfadado/a), pero ayúdale a controlarse.

  • No escondas tu emotividad (aunque quisieras hacerlo no lo conseguirías), dile cómo te sientes y explícale cuáles son las razones de sentirte así. Eso le ayudará a entenderte mejor y  a disculparte a veces.

  • Sé cuidadoso/a en tus críticas: Limita concretamente sus conductas reprobables, y exprésale cómo te gustaría que actuase. “Entiendo que estés enfadada, pero creo que no debes tratarme así. La próxima vez que ocurra lo mismo espero que me pidas las cosas sin gritar”.

  • Muéstrate controlado en tu ira y sé comprensivo con los errores de los demás. Cuando falles, pide disculpas a los demás (también a tu hijo/a).

Recuerda que es EL EJEMPLO lo más poderoso en la educación.

DarEjemplo

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL TAMBIÉN EMPIEZA A ESTAR PRESENTA EN LA ESCUELA..

¿Cómo hacer  MIEDOSO/A  a TU HIJO/A?

Lo que NO conviene hacer en la educación emocional…

  • Protégelo en exceso.
  • No le dejes que “afronte sus problemas y temores”.
  • Asústalo, utiliza el miedo como “amenaza” (el hombre del saco)
  • Expónlo a  sus temores sin estar preparado para ello.

¿Cómo hacer un niño/a triste y pesimista?

  • Háblale  de lo  malo que es el mundo, la gente,…
  • Quítale aquellas cosas que “valora”.
  • Déjale solo/a, “abandónalo”
  • No favorezcas que se relacione con otros/as niños/as
  • No te rías con él/ella.

¿Cómo hacer un/a niño/a resentido/a y enojado/a?

  • No le lleves la contraria.
  • Dale todo lo que pide.
  • Utiliza a menudo la “amenaza”,  el insulto o las burlas.
  • Enójate a menudo con él o ella.

ES importante tener en cuenta todo lo señalado para NO HACERLO EN LA RELACIÓN CON TUS HIJOS/AS.

EducArte

Educarlos en el lenguaje emocional

¡Despierta!

by Cambiemos el MUNDO, cambiemos la Educación

TDAH ENTRENAMIENTO ASERTIVO

La asertividad es la capacidad de decir que “no” de forma adecuada y sencilla; de plantear los pensamientos, sentimientos y opiniones personales sin pasar a llevar a los demás. La timidez o la incapacidad de proponer las propias necesidades y la agresividad o exposición de los pensamientos pasando a llevar al resto son los dos polos de la asertividad. ¿Cómo no caer en ellos? Trabajando con los niños en dos aspectos básicos. Por un lado, en su seguridad personal: hacerlos sentir que lo que sienten y piensan es válido; y por otro, su empatía o la toma de perspectiva social: que sean capaces de ver y sentir con el otro las implicancias de su conducta.

Trabajar su autonomía.

La autonomía es la sensación de poder y de capacidad, la sensación de que soy capaz de… ¿Cómo hacerlo? Los padres deben permitir a sus niños expresar sus posiciones:lo que opinan y creen frente a diversos temas. “¿Qué piensas de esto?, ¿qué sientes cuando te pasa esto?”. Por otro lado, deben ayudarlos a ponerse en el lugar del otro. “¿Qué crees tú que le pasó al niñito cuando todos se rieron de él cuando se cayó?, o ¿qué crees tú que le pasa a alguien si se enferma y nadie lo llama?”

Educarlos en el lenguaje emocional.

1306160362SvFSgO (1)
La capacidad de ponerse en el lugar del otro y  de expresar lo que uno siente de manera adecuada se educa hablando con los hijos. Simplemente eso. Hablando. “¿Cómo te sentirías si te equivocaras y todos se rieran de ti?, ¿cómo te sientes tú cuando alguien te reta?, etc.”

Con estas simples preguntas, los padres les van dando lenguaje emocional.

“No sé, me da rabia”. “¿Qué sientes ganas de hacer?” “Pegarle al que me retó”. “¿Qué otra cosa más podrías hacer distinta a pegarle?” Y así, los adultos pueden guiarlos. Cuando son más grandes y dicen: “Tengo ganas de llorar”, y los padres contestan: “Eso se llama pena”, les van dando lenguaje emocional, les ayudan a poner en palabras sus propios sentimientos y pensamientos, les enseñan a expresarse.5

Validar sus expresiones.

Al validarlas, los padres dan seguridad. “Entiendo que te dé verguenza pedir el vuelto”. Con esa simple frase, la madre está validando los sentimientos de su hijo; y al hacerlo, favorece que él se crea a sí mismo y sienta que lo que siente, es siempre válido. No que esté bien o que esté mal. Es válido. Una vez dicho esto, la madre debe ayudarlo a hacer la diferencia: “Sin embargo -y pese a tu verguenza- es bueno que le digas al señor que te pase el vuelto, es bueno que le expreses tu opinión para que te dé tu plata a cambio”.

Permitirle elegir o actuar dentro de ciertas posibilidades.

Para encaminarlos, pueden hacerlo entre alternativas cerra- das. “¿Hoy te quieres poner el chaleco rojo o el azul?”. “El rojo”. “Ok”. Es importante ofrecerles alternativas y validar sus elecciones. Al preguntarles: “¿Qué ropa te quieres poner?”, no se debe decir: “¡Ay, que atroz cómo quedaste!”, porque ahí es donde se cae en contradicciones: si se les da la oportunidad de optar por algo, hay que reforzarle esa autonomía para que así confíen en su propio criterio.

image-25211

Ayudarlos a enfrentar a los adultos.

Hay una cultura muy poco respetuosa del niño: se le subvalora en términos de sus posiciones, posturas y capacidad de razonamiento, se espera poco de ellos. “Dentro de este contexto, si vas al supermercado y mandas a tu hijo a hacer una cola, es típico que viene una señora y lo pasa a llevar. ¡El adulto no lo respeta porque es niño!”, explica la psicóloga María Elena Vigneaux. Y agrega: “Un niño frente a un adulto está en desigualdad de condiciones, por lo tanto, es natural que tenga cierto temor”.

Para ayudarlo, hay que enseñarle a plantear su punto de vista de forma adecuada y con fundamentos, previniéndolo de que eso puede ser ingrato y que puede tener respuestas poco asertivas. Jamás culparlo o decirle: ‘¡Ay, cómo no te atreves!’. Decirle, en cambio: “La señora cometió una falta de respeto, no te respetó. Si tú puedes y tienes la oportunidad, la próxima vez le hablas, con respeto, desde lo que a ti te pasa: Señora, yo estoy en la cola, por favor respéteme”.

 

Fuente: HACERFAMILIA

EducArte

El Nuevo Paradigma Educativo

nuevo-paradigma-educativo-gnomo-ix1

Mientras nuestra realidad global se tambalea, pareciera que no disponemos de los medios para hacer frente a los desafíos medioambientales, sociales, políticos, financieros, morales y espirituales que se nos presentan. Una nueva educación se antoja fundamental si queremos sentar las bases de la sociedad armónica que todos anhelamos.

La Educación hoy

Si el propósito del aprendizaje es sacar una buena puntuación en un examen, hemos perdido de vista el verdadero motivo del aprendizaje.” – Jeannie Fulbright

Esta cita pone de relieve una triste realidad. El sistema tradicional de calificaciones y evaluaciones entraña graves consecuencias para los educandos: los niveles de estrés, desconfianza, miedo y ansiedad a los que sometemos a los estudiantes, sobre todo en sus fases de desarrollo más tempranas, suponen un peligro para su equilibrio emocional, mental, físico, anímico y espiritual. Se educa no para la sabiduría, la comprensión y el análisis crítico de la realidad, sino para dar la talla en pruebas de dudosa validez.

Se trata de una educación carente de humanidad. Una educación en la que las escuelas no están al servicio de las niñas y los niños, sino más bien todo lo contrario. Una educación orientada al cumplimiento de objetivos deshumanizados y carentes de ética y moral. El estudiante debe encajar en un sistema basado en una visión adulta de la realidad que no tiene en cuenta sus necesidades. Esto ha generado problemas terribles, como los trastornos de déficit de atención, que en palabras del gran Claudio Naranjo “son una respuesta sana a una educación insana”.

No existe en la educación tradicional una voluntad de desarrollo íntegro. Solamente será reforzado aquello que favorezca la perpetuación de un sistema que todavía nos afanamos en llamar, vaya usted a saber por qué, democrático.

La única solución posible a los graves problemas de nuestro turbulento mundo moderno es atender firmemente a una de las áreas más abandonadas por todas y todos: la educación. Pero parece como si a nadie le interesara la educación: las administraciones públicas la ningunean, muchos maestros no muestran voluntad de crecimiento ni pasión por su profesión, los alumnos no se sienten involucrados en la vida escolar más allá de lo que se ven obligados a realizar y las familias se desentienden de todo como si nada tuviera que ver con ellos. ¿Cuál es el problema de fondo, entonces?

Podemos decir que se trata de una enfermedad que se ha transmitido desde todos los frentes institucionales, sociales, culturales y familiares de nuestra sociedad. La violencia, el crimen, la delincuencia y la impunidad han puesto en marcha un engranaje difícil de detener, pues son demasiado fuertes los intereses que tratan de perpetuarlo. Cuanta mayor sea la ignorancia, mayores posibilidades de seguir alimentando este engranaje, con los consecuentes beneficios (dinero y poder) repartidos entre las castas dominantes; la educación, que es el catalizador para el cambio, debe ser ninguneada. De lo contrario, amenaza con transformar el borreguismo en independencia, libertad y empoderamiento. La salud de la educación es tan desgraciada porque interesa que así sea.

Les recomiendo la lectura de esta entrevista a Nuccio Ordine, gran experto en Giordano Bruno, en la que convoca a los grandes pensadores de todas las épocas para manifestarse contra la destrucción de la educación y la cultura por parte de los políticos y de nuestra capacidad de reacción. El autor afirma que “todos los ámbitos de nuestra vida están contaminados por la idea del beneficio y del lucro. Ya no educamos a las nuevas generaciones en el amor por el bien común, por el desinterés, por lo gratuito. Los educamos al revés, en el amor al dinero, a lo útil, al beneficio personal”.

El nuevo paradigma educativo

Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil.”

Y así lo han venido demostrando gran cantidad de eruditos, entre los que destaca Sir Ken Robinson. En su tesis otorga especial importancia a la imaginación, la creatividad, la diversidad, el error como base para el crecimiento, y sobre todo el amor por lo que hacemos. “La gente produce lo mejor cuando hace cosas que ama, cuando está en “su elemento”. Cada individuo debe buscar “su elemento”, es decir, debe ser capaz de encontrar por sí mismo o mediante la ayuda de otros sus aptitudes, sus pasiones, sus actitudes y sus oportunidades. Tenemos la obligación de descubrir qué se nos da bien y qué nos encanta hacer”, afirma el autor. “Los niños son creativos y no les importa equivocarse, se atreven hasta con lo desconocido y luego siguen a otra cosa. Pero el sistema educativo no admite el error. Todo el sistema está basado en la prohibición y la corrección del error. Confundimos educar con domar y condicionar. Educamos en un sistema que tiene miedo a la libertad, prohíbe el error y mata la creatividad.”

Necesitamos una pedagogía en la que podamos crear a lo largo de nuestra vida estudiantil capacidades para desenvolvernos en la sociedad de forma más humana, equilibrada y creativa. Una enseñanza holística que promueva el desarrollo completo de individuos libres, pensantes, que poseen capacidades creativas necesarias para la vida práctica. Necesitamos también familias que participen activamente en la formación de sus hijas e hijos (Alejandro Jodorowsky afirma que la educación comienza por enseñar a los padres a ser padres), y equipos docentes formados por personas que aman profundamente su trabajo y más profundamente aún a los niños para los que trabajan, pues es por y para ellos que deben manifestar este impulso divino. Solo así los estudiantes mostrarán un interés genuino por el aprendizaje al reconocer este entusiasmo en sus modelos (padres y maestros); con una experiencia académica plagada de armonía, belleza (¡belleza!), atención, solidaridad y comprensión, los conocimientos transmitidos serán asimilados más profundamente.

Google, la mayor y más influyente empresa del mundo, ha modificado recientemente sus métodos de selección de personal. Sus amplios estudios y recopilaciones de datos (y en esto no hay nadie más experto que ellos) han concluido que la nota final de primaria, secundaria, básico o universidad no tiene ninguna relación con el tipo de empleado que el individuo será en el futuro. Lo que prevalece es la voluntad, la pasión, el esfuerzo, la entrega, el trabajo en equipo y sobre todo la confianza en uno mismo. Traten de deducir ahora por qué los ejecutivos de Google, Microsoft u otros gigantes tecnológicos tienen a sus hijos en escuelas Waldorf.

La figura de la maestra o maestro

Lo primero que influye es la personalidad del educador; lo segundo, su manera de obrar; sólo en tercer lugar, lo que dice.” – Rudolf Steiner

La verdadera tarea del maestro es saber reconocer y honrar las capacidades innatas de la niña y el niño para poder potenciarlas. Esto genera satisfacción y alegría, de modo que estas niñas y niños felices ya no sienten la censura de una sociedad fría que parece no tenerles en cuenta.

Es imposible concebir el educar de verdad sin amor. Ese mismo amor lleva al maestro a la búsqueda de su propia superación para tener un mayor espectro que ofrecer al alumno y poder despertar en él su más alto potencial. Ser educador requiere una gran conciencia de sí mismo, pues inevitablemente se convertirá en un referente digno de ser imitado. El maestro, consciente de esta responsabilidad, la asume y la hace suya como base para su propio crecimiento personal. Debe centrarse no solamente en lo que hace, sino también en lo que es.

En esta misma línea, se exige un maestro no autoritario, no impositivo; sino uno que posea una autoridad cedida por el alumno; ya sea por amor o admiración. La autoridad del maestro no viene con el cargo. Un maestro verdadero debe ganarse su autoridad.

La transmisión de conocimientos es parte vital de la educación, en eso parecemos estar todos de acuerdo. La forma, sin embargo, es lo que nos divide. Contar historiases, en este sentido, fundamental, mucho más que memorizar datos compulsivamente. Al escuchar una historia, el cerebro activa las mismas partes que cuando experimenta algo. Una buena maestra o maestro deberá ser un contador de historias excepcional.

A pesar de que todos somos contadores de historias natos, no es tan sencillo transmitir una buena historia. Ofrecer información trascendente a nuestra audiencia y causar un impacto positivo no es tarea fácil. Debemos conjugar sabiamente piezas tan importantes como hechos concretos, emociones sugeridas y valores transmitidos. ¿Cómo convertirnos entonces en buenos contadores de historias? La respuesta puede parecer irónica, pero muchos expertos apuntan en esta dirección: debemos convertirnos primero en buenos receptores de historias. Debemos aprender a escuchar historias, lo cual no es para nada tan simple como pudiera parecer, pues se nos da mejor oír historias que escucharlas.

Aprender a escuchar nuestras propias historias sería un paso apropiado. Un maestro debería ser un ejemplo de individuo que ha aprendido a prestar cuidadosa atención a lo que suele decirse a sí mismo, a las historias que acostumbra a contarse, y plantearse si son útiles para su propio desarrollo y el de los alumnos que decidió libremente acompañar.

Conclusión

La Divinidad duerme en las rocas, respira en las plantas, sueña en los animales y se despierta en los seres humanos”– Proverbio Hindú

Se nos antoja imperativo cambiar nuestra visión de la educación para asegurar una sociedad libre de los estigmas que nos afectan. Necesitamos el compromiso de maestras y maestros, familias, instituciones y gobiernos que reconozcan la chispa divina que mora en el interior de cada niña y cada niño. Debemos honrar, potenciar y proteger esta luz. La responsabilidad, como siempre, es de todos y cada uno de nosotros. Hagamos que lo recibido en la escuela no se diluya en el hogar, y viceversa. Hagámoslo entre todos.

Necesitamos, más que nunca, “seres humanos libres capaces por sí mismos de impartir propósito y dirección a sus vidas” (Rudolf Steiner).

 

Por Jorge Benito

Fuentes: www.elgnomoix.com

https://cambiemoslaeducacion.wordpress.com

EducArte

Queremos respeto. Seamos respetuosos

El respeto es un valor social que se define con el no violentar el ser y el valor de ser que cada cosa o ente que existe tiene por sí mismo. También se entiende por respeto a la consideración que un ser humano tiene por otro y a los límites que se impone para no transgredir los derechos que cada individuo tiene por el simple hecho de ser. Así, respetar equivale a no violentar los límites que cada objeto tiene, por ello se habla de respetar fronteras, por ejemplo.

Podemos hacer la vida miserable o maravillosa para nosotros y los demás en función de cómo pensamos y nos comunicamos. Marshall Rosenberg

 

 Uno de los valores que promueve la asertividad, es el respeto.

 Etimología

Cada sociedad y cultura tiene convenciones propias en cuanto al respeto se refiere, por ello lo que podría considerarse como irrespetuoso en determinados contextos no lo es en otro. Sin embargo, actualmente existen criterios universales de respeto que se manifiestan en la declaración de derechos humanos, por medio de la cual se define qué aspectos de la vida individual deben ser respetados o está prohibido vulnerar independientemente de su origenrazaculturasexoedad e inclinación sexual.

Dado lo anterior, podría decirse que el respeto es la puesta en ejercicio de valores éticos que han sido prescritos por una comunidad específica cuya pretensión es salvaguardar la esenciaidentidad y dignidad de los individuos ante posibles transgresiones de grupos o personas con intereses particulares. Por ello, el respeto está estrechamente relacionado con la libertad individual y la capacidad de contenerla en beneficio del derecho de los otros. El respeto incluye, de este modo, un aspecto racional mediante el cual se identifica y se hace conciencia  de los límites propios y de los derechos de los otros, y un aspecto práctico en el cual se ejercitan los preceptos éticos a modo de sentimiento.

Se entiende por respeto al hecho de acatar normas o leyes. También se relaciona con las normas de cortesía y urbanidad.

Origen, historia o formación:

Esta palabra proviene del latín respectus que se significa consideración. Una acepción de esta palabra se refiere más al hecho de mirar hacia atrás y poner en consideración algo.

 

¿Para qué sirve?
El respeto sirve como criterio de convivencia entre individuos, comunidades y naciones.

Si queremos un mundo respetuoso. Si queremos que nos respeten. Seamos respetuosos. 

Cada nueva experiencia nos brinda la oportunidad de ampliar la mirada y respetarnos.

EducArte Familia

 

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Respeto

http://definiciona.com/respeto/#definicion

http://etimologias.dechile.net/?respeto

https://youtu.be/0mnqI5l-Gz0

http://www.comunicacionnoviolenta.com

EducArte

Una historia de vida ejemplar

Buscando que los legisladores se interesen por la educación no formal y las alternativas a la escuela, Tane de Souza, un joven de 23 años, contó su historia de educación en casa y un gran nivel educativo en la universidad.

Tane

Tane (guardián de bosques) nunca fue a la escuela. Sus padres, decidieron que su educación sea en casa, acompañado por docentes y rindiendo las materias libres cada fin de año. Hoy, el joven está a un paso de recibirse de licenciado en física y es abanderado en la Universidad de Salta.

“Solo me gustaría hacer visible que la educación tiene que ser una decisión reflexionada para el bien de la comunidad y las próximas generaciones, que no hay un solo tipo de educación, y que son cientos los campesinos o hermanos originarios que eligen otros sistemas que cumplen con las mismas exigencias” afirmó Tane.

“En ningún momento de mi vida me sentí aislado por no asistir a una escuela, siempre tuve amigos y mis padres me acompañaron a comprender su propuesta con mucho afecto”. “Haría exactamente lo mismo con mis hijos, ya que mi vocación de físico, fue muy fácil de descubrir con este sistema ‘informal’ y mis métodos de estudio fueron coherentes con los que propone el estudio universitario”, agregó.

Tane trabaja en finca “La Huella”, espacio que junto a su familia, es centro de crecimiento comunitario y conciencia ecológica en Vaqueros, ahora, se encuentra buscando en los legisladores salteños una respuesta a este sistema educativo no formal que según su propia experiencia, es un camino muy interesante de transitar en Argentina y cada vez son más los que lo eligen.

 

 

Fuente: 

Una historia de vida ejemplar

EducArte

La forma de relacionarnos

“La “socialización”, entendida como la forma de relacionarnos con el entorno, es un proceso del individuo, por medio del cual adquiere las herramientas para conocer la estructura social en la cual se debe desenvolver.


Si lo vemos así, no podemos pensar que un grupo de niños dentro de un salón o un sitio restringido, sentados y siguiendo instrucciones por lo menos cinco o seis horas diarias (cuando realmente son muchas más), puede comprender cómo se estructura una sociedad con la cual no tiene interacción. Las instrucciones que recibe por parte de los docentes, siendo la mayoría de conocimientos académicos y de reglas a seguir dentro del aula de clase y en el centro educativo, en muchos casos no son las mismas reglas que se acomodan a la sociedad. Muchas de estas normas son represivas, es decir, “no se puede hacer”, “no se puede decir”, “no se puede escribir”,…y se ha llegado hasta el punto de “no se puede pensar”; si eso es lo que consideramos educar para vivir en sociedad, estamos educando unos individuos que han sido reprimidos de sus inclinaciones naturales e individuos muy capaces de seguir instrucciones, individuos incapaces, en ocasiones, hasta de imaginar.

20150920_182603

Por supuesto no todas las instituciones educativas son represivas y tampoco se puede negar que existen familias que si lo son, pero no se puede considerar un proceso adecuado para adquirir herramientas para la “socialización”aquel en el cual se restringe al individuo a un entorno artificial, donde pasa la mayor cantidad de tiempo, sin tener oportunidad de apreciar la forma en que sucede la interacción real en su entorno.
20150920_182627
La “socialización” se da en la interacción de la vida diaria con los padres, los hermanos, la familia, el tendero, el portero, el bibliotecario, los niños del barrio, los compañeros de juego, entre otros. La verdadera interacción sucede en el entorno que rodea al niñoque mejor enseñanza que estar directamente inmerso en la sociedad en la cual ha de desenvolverse. No obstante, es conveniente para tener un concepto más amplio del entorno, que también se conozcan y vivencien diversos escenarios, que quizás puedan o no ser parte del entorno cercano, esto enriquecerá su conocimiento de los elementos que debe tener presente al momento de convivir en la sociedad.”
Fuente: 
EducArte

Los niños, ¿nuestros maestros?

“Solo cuando aprendamos a ver el mundo con ojos de niño, habremos completado nuestro verdadero crecimiento.”

(Elvis Canino)

20150911_162523

“Los niños son nuestros maestros”. La mayoría de los adultos no solo no toman en serio esta afirmación, la cuestionan, a veces se ríen y me dicen en mi cara que es una locura. No es de extrañar que su mundo y todo lo referente a él, sean la verdadera locura.

Ser adulto, para la mayoría de ellos, es haber superado esa etapa inocente e ingenua llamada niñez y haber logrado la cordura, la inteligencia y la sensatez necesarias para ser alguien medianamente normal y aceptado en el “mundo real”.

Según la mayoría de los que integran este mundo Adulto, es imposible o más bien poco lógico, que alguien que vive jugando, imaginando cosas y que además no sabe “ganarse la vida decentemente”, pueda enseñar algo. Por lo menos algo que el perfecto juicio de los mayores catalogue como “cuerdo” o productivo. Cosas como explorar, preguntar u observar solo pueden hacerse cuando el objeto de estudio es “algo serio” o genera beneficios financieros o intelectuales. De lo contrario se trata de una total pérdida de tiempo.

Según el criterio del mundo Adulto, ser niño es algo hermoso, pero tarde o temprano debe ser superado. Por lo que se han diseñado escuelas, que cada vez más temprano, deben ir enseñando lo que es hacer fila, cumplir horarios y aprender cosas tontas que te permitirán establecer una conversación lógica con cualquiera de sus miembros. Por cierto, una de las principales funciones de estas, es enseñarte quien es el verdadero maestro en su mundo: ELLOS.

Aprender a desconfiar del prójimo y a competir son otras de las cosas que se te enseñan desde temprano. Pues el éxito y la inclusión son claves fundamentales para la supervivencia segun su criterio.

En el mundo Adulto o aprendes a ganar, o eres nadie. Jugar tiene para ellos un significado diferente, juegan para ganar. ¿Jugar por jugar? Eso es para bebes.

Los adultos usan estimulantes artificiales para marearse y reír. Olvidaron lo sencillo que es hacerlo dando vueltas y vueltas.

Los adultos leen la prensa para preocuparse y comentar sobre lo que sucede en el mundo, olvidan que si perdonaran, jugaran y amaran más, las cosas serían más sencillas y los titulares hablarían de cosas verdaderamente importantes como el Amor.

20150911_164621

 

Solo contemplan los colores para escoger un auto, aceptar o rechazar a una persona, saber si un billete vale más que otro o deleitarse con lo que ellos llaman joyas. Pocas veces lo hacen para admirar un atardecer o las alas de una mariposa.

Pasan mucho tiempo con el ceño fruncido y han olvidado el arte de reír por nada. No es extraño verlos camino al trabajo con cara de pelea.

Rara vez se detienen a mirar el cielo, y han dejado atrás el delicioso arte de ver las infinitas formas que adquiere una nube mientras pasa por encima de nuestras casas.

Se cubren para no mojarse cuando llueve y pretenden enseñarnos a hacer lo mismo, diciéndonos que las deliciosas gotas de lluvia solo traen resfriados y catarros. Estoy seguro de que si pasaran más tiempo saltando en los charcos, estarían más cerca de Dios que cumpliendo su puntual, seria y a veces obligada cita dominical con él.

Los adultos solo hablan y se ocupan de temas serios, si les dices que acabas de contemplar una fila de hormigas trabajando, te rascarán la cabeza y seguirán atendiendo sus serios y urgentes asuntos.

Ensuciarse en su mundo solo es válido para ganarse la vida; jamás verás a un adulto serio ensuciándose las rodillas para ver de cerca un caracol o para escarbar la cueva de una lombriz y ver que hay dentro.

Los adultos no juegan con sus vecinos, bueno… a veces lo hacen, pero solo para ganar trofeos y demostrar que son superiores.

Han olvidado amarse a sí mismos, por lo que saborear su propio moco o disfrutar de su propio olor sin perfumes, son conductas inapropiadas, no es de extrañar que siempre vivan renegando de su cuerpo y buscando parecerse a otros.

Ellos adoran la hipocresía, no les importa hablar mal del ausente. Olvidaron la espontaneidad y la sinceridad de un niño, de hecho las condenan y castigan.

Casi no juegan, casi no ríen, casi no aman, casi no sueñan, casi no se acuestan en la grama, casi no dicen la verdad, casi no se ensucian, casi no cantan, casi no caminan descalzos, casi destruyen el planeta donde viven ¿y son los niños los que deben aprender de ellos?

Una vez alguien me dijo que estaba bien pensar como niño, pero con la sensatez del adulto y con “los pies en la tierra”. Después de reflexionarlo mucho, creo que mejor pongo los pies en la luna y me quedo aprendiendo solo de los niños y de los pocos adultos que son como ellos.

Por Elvis Canino

InspirArte

Somo aprendices de la vida

Como familia elegimos acompañarnos en cada nueva experiencia, ayudarnos a creSer y a ser mejores personas, fortaleciéndonos en las pruebas y adversidades, sin perder jamás la sonrisa y la capacidad de soñar!!! 

“Sólo desde la conexión con nuestra esencia dejaremos de proyectar nuestra identidad encreencias y personajes. Vivir empoderado es crear personajes que muestren al mundonuestra auténtica esencia, nuestro centro creador. Desde ahí, podemos convertirnos enciudadanos auténticamente creativos que hacen abundantes a su sociedad o cultura.”  

La danza de la vida.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Celebramos la vida y la compartimos con todas aquellas personas que nos inspiran, nos alientan y nos fortalecen.

Gracias a los niñ@s, ellos son nuestros mejores maestros!!

InspirArte

No lo entiendas, vívelo

16521784_10208718399588437_1914924530_n

 

“Te amo” – dijo el principito… -“Yo también te quiero” – dijo la rosa. -“No es lo mismo” – respondió él… …”Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos. Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí. Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.” -“Ya entendí” – dijo la rosa. -” No lo entiendas, vívelo” – agregó el principito.